En PJG estamos comprometidos con la actual emergencia nacional del COVID-19, lo invitamos a que lea nuestro comunicado oficial.

Diferenciación de conceptos entre cláusula penal y multa contractual en la contratación estatal bajo el estatuto general de la contratación administrativa

post-multa-vs-clausula

Es muy común confundir o malinterpretar las definiciones de cláusula penal y multa contractual, por eso en PJG hemos decidido explicarle las diferencias que existen entre los dos conceptos en la contratación estatal. La cláusula penal es la imposición de una sanción que tiene como objetivo tomar precauciones sobre un posible incumplimiento parcial o total de las obligaciones del contratista. Mientras que la multa contractual tiene como función principal constreñir al deudor a cumplir con la prestación previamente pactada y que es parcialmente inclumplida.

Para sancionar a un contratista incumplido se debe considerar como una obligación distinta a la pactada en el contrato estatal ya que representa una carga adicional en el caso de no ser observado por el contratista y ser tomado como multa contractual. Las multas pueden ser efectivas en vigencia de un contrato y ante incumplimientos parciales en los que incurra el contratista. Pues por medio de estas lo que se busca es obligarlo a cumplir. No tiene sentido aplicar una multa cuando el término de ejecución de un contrato ha culminado y el no cumplimiento es total y rotundo.

La penalidad que se puede implantar en función de ejercer control y vigilancia de la ejecución de dicho contrato, atosiga al contratista al cumplimiento de sus obligaciones. Con relación unilateral de las multas y de la cláusula penal por parte de las entidades estatales se liga a las necesidades de dirección del contrato y de salvaguardar los intereses públicos.

En las regulaciones de contratación estatal no existe una alusión legislativa para la definición e interpretación de sus efectos. Por suerte es imprescindible emplear las normas del código civil para establecer el verdadero significado de los contratos. Es legal convenir las cláusulas penales propias del derecho privado en virtud del principio de la autonomía de la voluntad que se encuentra declarado de forma expresa en ese estatuto. Dada la carencia de regulación por parte del estatuto general de contratación de la administración sobre el tema de las multas, la cláusula penal pecuniaria y en general sobre las cláusula penales.

Cuando en un contrato estatal se pactan estipulaciones bajo cláusulas penales, debe interpretarse como multas contractuales. Es necesario recordar que las cláusulas penales son una forma de regulación contractual de los efectos del incumplimiento de las partes del contrato, bien sea para precaverse, castigarse o compensarse. La ley permite a las partes que al  margen de sus mandatos incluyan algunas estipulaciones en los contratos con estas finalidades, las que son conocidas como cláusulas penales.

Este breve resumen le permite entender que las cláusulas penales cumplen funciones de apremio de garantías, de valoración de perjuicios de conformidad con jurisprudencia y doctrina citada que interpreta las reglas de los artículos 1592 a 1601 del código civil. A su vez las multas contractuales actúan como un compromiso del deudor a cumplir con un determinado pacto y de ser incumplido en un tiempo acordado en el contrato estatal.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Contacto

Carrera 12 A No. 77 – 41

Segundo Piso

Bogotá D.C. Colombia.

Teléfonos:
(571) 312 38 20

e-mail : correo@pjg.com.co

NIT: 830.004.006-3

Powered By: Inlat